Numero de visitas

Videos sobre el universo

Loading...

viernes, 3 de junio de 2011

Mitos sobre la capa de ozono

En 1985, se dio a conocer la existencia de un agujero en la Capa de Ozono y, en 1987, se firmó el Protocolo de Montreal, que busca acabar con la utilización de clorofluorocarbonos en un esfuerzo mundial por detener su adelgazamiento. Desde ese momento hasta la fecha, existen afirmaciones al respecto; descubre cuáles son verdad.

Mito: Hay un agujero en la capa de ozono

Realidad: Lo que conocemos como tal, no es realmente un lugar de la estratósfera donde no exista dicho gas, sino una zona donde ese recubrimiento es muy delgado. En promedio, éste mide 300 Unidades Dobson, que se traducen en 3 mm de espesor, pero en la región de la Antártida alcanza cerca de 100 UD o 1 mm.

Mito: El adelgazamiento en la capa de ozono es la causa del calentamiento global

Realidad: Son dos cosas distintas. Por un lado, el aumento en la temperatura de la Tierra se relaciona con los Gases de Efecto Invernadero, como el CO2, los cuales impiden los reflejos de los rayos del sol que entran al planeta, y al permanecer dentro aumentan su temperatura promedio. Por otro lado, el adelgazamiento de la capa de ozono provoca que penetre radiación UV dañina, que puede ocasionar cáncer en la piel y cambios en el ADN de plantas y animales.

Mito: Tapando el hoyo se acaba el problema

Realidad: Según un estudio de Judith Perlwitz, de la Universidad de Colorado, en colaboración con la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), una recuperación total del agujero de ozono sobre la Antártida provocaría un aumento en la temperatura de la zona, debido a que ozono absorbe radiación UV que a su vez calienta el aire. Un cambio como este podría modificar los patrones de circulación atmosférica y afectar al resto del mundo.

Mito: Los clorofluorocarbonos liberados por el hombre son los únicos responsables del adelgazamiento en la capa de ozono

Realidad: Si bien es cierto que las partículas de cloro que se liberan mediante sistemas de refrigeración o aerosoles destruyen a las de ozono, también la naturaleza tiene su parte. En 1991, hizo erupción el Monte Pinatubo en las Filipinas, arrojando millones de toneladas de dióxido de azufre a la atmósfera. Esto provocó que el promedio de temperatura de la Tierra descendiera 0.5ºC, ya que dicha sustancia ayuda a esparcir los rayos del sol de vuelta al espacio. Sin embargo, la presencia de dicho gas también puede acabar con grandes cantidades de ozono.

No hay comentarios: